viernes, 26 de marzo de 2010

Desahogo merecido.


Soy de izquierdas. Parece mentira que tenga que realizar dicha afirmación para elevar mi defensa a la categoría de legítima. Sin embargo, ésta es la forma en la que la sociedad actual está dispuesta a oírnos.

No tuve la “suerte” de correr delante de los grises, no pude formar parte de Mayo del 68, no soy coetánea de los grandes teóricos del socialismo y no viví la separación de las “dos Españas”. Lo siento, sólo tengo 21 años. Nunca creí que fuese un motivo por el cual disculparme pero parece ser que es lo que pide la opinión pública.


Repito, soy de una izquierda convencida y sin matices. Ahora viene lo supuestamente incomprensible: no quiero vivir en un CMU Miguel Antonio Caro mixto (870 colegiales compañeros, tampoco lo desean para sus respectivos Colegios) Esta afirmación no incluye que esté en contra de los colegios mixtos. De hecho, todo lo contrario. Soy favorable a la interacción entre sexos y a la máxima sociabilidad pero también lo soy de la pluralidad. Una oferta pública tiene que tener de todo: colegios mixtos, masculinos y femeninos. No hablamos de colegios de primaria, señores. Hablamos de Colegios Mayores donde se convive, se duerme, se come y se hacen todas las actividades cotidianas propias de cualquier casa pero rodeado de 150 personas más. ¿Es tan extraño que los que vivimos dentro pidamos opinión respecto a la reconversión en mixtos? Vivir en “Villa Séneca” es compartir un gran colegio mixto dividido en 5 pabellones. No necesitamos nada mejor porque lo que es inmejorable no precisa de más. Pero es que además no tengo que dar explicaciones. En una democracia la diversidad se respeta y quien no sabe de algo no debería ni mentarlo. La conversión en mixtos debería decidirse por quien lo sufriría y no por nadie más. ¿95% en contra no les parece suficiente porcentaje?


Defiendo la democracia y su esencia, esto es, la soberanía popular y el tener en cuenta al pueblo. Me parece, cuanto menos extraño, que una persona defensora de la democracia afirme lo siguiente: “Fui elegido democráticamente, con más votos en la segunda candidatura que en la primera. Por eso, como la máxima autoridad de la universidad que soy, tengo derecho a tomar decisiones según mi criterio sin tomar en cuenta constantemente a nadie

¿Dictadura o democracia? Hasta donde mi escasa capacidad mental limitada por mis 21 años llega, un referéndum se podría realizar en menos de dos días. No se moleste señor Rector, seguro que su tiempo está ocupado casi al completo en seguir destrozando todo lo que va bien en la Universidad.


Alguien que tiene que reafirmar su sucedáneo de progresismo mediante la imposición de medidas supuestamente modernas, pierde todo prestigio y lo que es más importante: pierde credibilidad democrática. Lejos de estar orgulloso de que los Colegios Mayores de la UCM estén tan perfectamente organizados y sean un ejemplo a seguir, no cesa en su empeño de anularnos.


La estupidez de mis 21 años me permite decirle a un prejubilado catedrático y además rector, que juega mal sus bazas y que ha encontrado a la horma de su zapato: NOSOTROS. ¿Y sabe qué? No vamos a parar.


Pero por encima de todo ¿saben qué es lo mejor? Que yo soy de izquierdas pero los de derechas, de centro, los apolíticos, católicos, budistas, mahometanos, agnósticos, del sur, del norte, extranjeros y nacidos en todas partes residentes en Colegios Mayores, respetan mi opinión y en muchas ocasiones incluso la comparten. Esa es la suerte de vivir en un Colegio… Sin tirar de convencionalismos, aquí somos una gran familia.

15 comentarios:

Laura Ester de Castro Lamuedra dijo...

Sin palabras Noe.Has estado brillante.
Desahogo merecido...y tanto.
Deberían leer este artículo tantas personas...
Enhorabuena! :)

Anónimo dijo...

y por aqui tb, que un dia esun dia!!
Mandalo a todos los medios que se te ocurran, que seguro que en alguno lo publican

El interrumpe-conversaciones

Anónimo dijo...

Mándalo a los periódicos!!!muy bueno!

Comisión de Prensa dijo...

Gracias por explicar con las palabras adecuadas lo que todos pensamos.

emejota dijo...

Noe, además de escribir muy bien, expresas perfectamente el sentimiento de los colegiales, y la ineptitud de un rector progresista y democrático, que "como máxima autoridad" de la Universidad Complutense tiene derecho a tomar decisiones según su criterio sin tener en cuenta nada ni a nadie; que pena que a muchos se les haya olvidado ya lo que es la democracia, y estén tan cerca de aquello contra lo que luchamos cuando teniamos tus 21 y ellos unos pocos más, que pena que sea precisamente la democracia la que permita que haya pequeños dictadores, que pena que no se pueda hacer nada contra ellos, que pena...
Espero que a los jóvenes dentro de unos años no os ocurra lo mismo y perdais la memoria.
Enhorabuena Noe.

Anónimo dijo...

Enhorabuena :)

Anónimo dijo...

Solo decir que tienes toda la razón.
Un saludo desde el teresa ;)

Alicia

esperança eugènia dijo...

Genial, de verdad.
Difícilmente se podría expresar mejor lo que muchos, en el fondo, pensamos.
Otro saludo desde el Teresa :)

Esperanza

Anónimo dijo...

I N C R E I B L E . . .

Es genial...me encanta! :)

Un tercer saludo desde el Teresa! :D jajaja

Myriam dijo...

Creo que no hace falta decir nada más!

Desordenadora dijo...

Bien dicho!!

copazos dijo...

Estupenda entrada. Ojalá la gente fuese menos prejuiciosa.
Una de las cosas más bonitas que se aprenden en el colegio es, precisamente, a ser tolerante.
Gracias.

touri dijo...

Otra enhorabuena del Teresa, has conseguido plasmar exactamente lo que pienso yo.

Raquel dijo...

Gran entrada, felicidades!!!
Has conseguido expresar con palabras lo que todos estamos pensando ahora mismo... o eso creo
Un gran saludo desde el Teresa

Raquel =)

LA TERCERA ANGINA dijo...

Otra opinión que me parece muy lícita...para conocer otras, entra en mi post sobre la UCM y los colegios mayores:

http://la-tercera-angina.blogspot.com/