miércoles, 21 de abril de 2010

Coste de oportunidad...

... O aquello que dejas de hacer por otra cosa.



Se dice, se rumorea… que mis oídos echan tanto de menos su risa como mi cabeza sus consejos. Que el rosa sigue pintándose con su nombre y que el argentino sigue sonando a su garganta. Que la adaptación fue lenta pero satisfactoria. Que afortunadamente para mi, sus ganas de volver están intactas y que afortunadamente para ella, mis abrazos siguen donde los dejó (y mi minipancita también)

Se dice, se rumorea… que un “sigo aquí” vale tanto oro como ocho párrafos. Que el encajar con las personas que un día elegimos no se trata tanto de cercanía como de necesidad del otro. Que aprender en primera persona lo que es su ausencia elevada a la máxima potencia no me hace quererla menos sino necesitarla más.

Se dice, se rumorea… que nada más verla van a caer cuatro horas de conversación y tres días de agujetas en los abdominales causadas por el enrrale. Que entonces va a enseñarme a decir correctamente “megsi bucú”. Que nos quedan doscientas olas y diez pisadas en la arena gran canaria por disfrutar. Que después va a seguir descubriendo Mundo.

Se dice, se rumorea… que ha tenido el valor para volar por sí misma. Que sabía que tenía que irse por alguna razón y que (estoy segura) ha descubierto el por qué. Que aquí seguimos esperando sus ensaladas con miel y su cafés sin leche pero sus ganas de matarme de hambre a base de comida verde mejor que se las deje en Francia.

Se dice, se rumorea… que aquello que “dejó de hacer” seguirá aquí para siempre pero que la otra “cosa” sólo la conocería si tenía el arranque necesario para probarlo. Y lo probó.

FELICES 22 GISU :)

Te quiero en todos los idiomas del Planeta que has podido oír durante tus 21… Y que espero sigan creciendo en tus 22.

1 comentario:

Gisel dijo...

Gracias minipancita...!!
te kiero muchooooo!!!
Nos vemos prontito MUAAAAAAK