domingo, 25 de abril de 2010

Fallos.


¿Cómo construir un plan?

No hay forma objetiva de explicar premisas básicas para crear un buen plan. Sin embargo todos debemos tener uno. Con más o menos sentido, a corto, medio o largo plazo pero un PLAN. Nuestro y de nadie más. Tener un plan es mejor que no tenerlo porque, aunque no lo realices, es mejor saber lo que no has hecho cuando al menos te lo has planteado que ni si quiera proponerte hacer algo.
Defender un plan propio es primordial pero atacar alguno ajeno no es descartable. Todos los planes tienen que tener algún fallo porque no hay plan perfecto. El fallo puede ser pequeñito o muy grande, pero siempre existe. Sólo hay que encontrarlo y colarse entre las rendijas. Siempre que se quiera… claro está.

Tris tras. En esos mismos dos segundos que se tarda en pronunciar ambas palabras la tranquilidad desapareció. Mi plan: reencontrarla.

No hay comentarios: