miércoles, 14 de abril de 2010

Recuerdos y obligaciones.




¿Y si olvida que chascarrea los dedos cuando está de broma? ¿Y si olvida que es tan especial que puede perder todo un día de clase pensando en que sólo le quedan diez años para conocer el amor de su vida? ¿Y si olvida que pierde los mofletes por los Sugus, los oídos por Sabina y los labios por Jude? ¿Y si olvida que es a ella a la que no se le olvida el amor en ningún momento aunque a veces tenga ganas de lanzar a Cupido al olvido? ¿Y si olvida que su suerte se cuenta con el 14? ¿Y si olvida que el lunar que decora su frente está tan presente en su día a día como su sonrisa?


No. No lo olvide. Estaría cometiendo la mayor estupidez de su vida.


Acuérdese de sus saltos, de sus noches y de sus mañanas. De que su vida tiene más sentido si entrelaza hechos a través del destino. De que los pequeños detalles marcan el futuro de todos como su letra al folio, en cursiva y sin fallos. Acuérdese de que a veces le cuesta respirar porque no hay aire que llene esos pulmones… Inocentes a veces, bondadosos siempre. Acuérdese de que es más feliz si los cielos son sobrenaturales y la tierra limpia. De que es una aficionada de cuidar lo suyo, es decir, el Planeta al igual que su "yo dibujo": Pocahontas. De que la vida a sus ojos puede pasar de un segundo a otro de injusta a perfecta con tan sólo un abrazo. De que su corazón se reparte por cachitos y uno siempre va camino de Londres. Acuérdese de que es complicado protegerla porque se enamora y desenamora cuatro veces al día. De que pestañea en gallego y llora ron mulato. Acuérdese, por encima de todas las cosas, de que el misticismo lleva al río hacia el mar… Sea este de Coruña o de Las Palmas.


Muchísimas felicidades Carme. Los 21 superarán las expectativas que te chiva la Luna y que te dora el Sol.


i.love.you.

1 comentario:

ladymandarina dijo...

felicidades carmeliña mía :)