miércoles, 18 de agosto de 2010

Agosto.


La inutilidad relativa del saber estar frente a la exquisita importancia del saber vivir. Dedicarse a aprender a sentarse o entender el por qué del cansancio. Ponerse el despertador para aprovechar el día o aprovechar el día para disfrutar de una larga noche. Saludar por cortesía o ser cortés y saludar. Salir ganando o ganar perdiendo. Triunfar y caer o no arriesgarse a caer pero tampoco a volar. Perecer intentando o ceder al fallo. Avanzar o que te pisen. Descubrir rincones o ir arrinconando. Hacer que te esperen o asimilar el esperar. Buscar razones para vivir o vivir descubriendo razones.

No hay comentarios: