lunes, 18 de octubre de 2010


Escupir. ¿Cuánto tardará en llegar al suelo? Tengo veinticinco años y llevo doscientos cincuenta días de psicoanálisis para desterrar mi eterno miedo a las alturas. Es curioso que utilice el término desterrar para referirme a mi miedo de llegar al cielo. Y aquí estoy. Planta numero doce. El viento viaja directo hacia mi espalda y divide mi cabello en dos partes simétricas. Cada mitad de melena se precipita sobre mi cara. Es... relajante. Ésta es la primera vez que subo hasta la azotea a pesar de que me encanten los números pares. El ascensor termina en el número once. Es algo que no soporto. Desde la planta numero once hasta la azotea hay que subir trece escalones. Curioso ¿no? Vuelvo a escupir perdiendo de vista el suelo, decenas de metros abajo. Mi psicoanalista dice que para superar mi miedo debo enfrentarme a él.
¿Cuánto tardará mi cuerpo en llegar al suelo? ¿Y yo en llegar al cielo?

No hay comentarios: