viernes, 17 de diciembre de 2010

Al final siempre se trata de lo mismo.

Hay gente que habla de momentos. Unos hablan de días. Otros hablan de estaciones. Luego están los que dicen que se trata de años. Algunos mencionan largas temporadas. Los hay incluso que hablan de ciclos polares.

Se describe como una explosión desde el centro que estremece raíz, tronco y ramas expandiendo aquello que aguardaba su tiempo para intensificar el esparcimiento vital. Se describe como un desgarro carnal de esos que no se cosen sino de los que hay que esperar unión natural mediante pega temporal.

Lo mejor es esperar aquí, calladita, a que pase.
Al final siempre se trata de tiempo.

2 comentarios:

Myriam dijo...

Tiempo. Correcto. Al final todo trata de lo mismo.

:)

PMB dijo...

muy de acuerdo con las niñas... :)