domingo, 5 de diciembre de 2010

Gabo.

Yo lo único que he querido hacer en mi vida –y lo único que he hecho más o
menos bien– es contar historias. (...) Para mí, las historias son como juguetes, y
armarlas de una forma u otra es como un juego. Creo que si a un niño lo pusieran
ante un grupo de juguetes con características distintas, empezaría jugando con
todos, pero al final se quedaría con uno. Ese uno sería la expresión de sus
aptitudes y su vocación. Si se dieran las condiciones para que el talento se
desarrollara a lo largo de toda una vida, estaríamos descubriendo uno de los
secretos de la felicidad y la longevidad

Gabriel García Márquez

No hay comentarios: