domingo, 30 de enero de 2011

Los seres humanos casi nunca habitan de verdad en el tiempo presente, porque unas veces están perdidos en la añoranza o en el remordimiento o en la queja del pasado y otras, en el miedo o en el deseo del porvenir.

Montaigne