martes, 22 de marzo de 2011

Las mañanas de domingo...




... Son para acabarse el zumo de naranja.




No hay comentarios: