domingo, 13 de marzo de 2011

A veces por "e", a veces por "pe".


Hay quienes reconocen facultades en virtudes. Me refiero a esas personas que nacen con una serie de cualidades de las que no se despojarán jamás. Como las que suponen el apoyo calmado y el consuelo tranquilo de sofá y manta los domingos. O que en la esquina de toda duda uno se tope con sus respuestas café en mano derecha y preocupación en mano izquierda. Así es un poco ella ¿no? Haciendo de cada estancia que pisa un refugio para el que lo necesite. Dicen que admiramos aquello que tememos. Mi admiración se asienta en la apresurada aventura de los que nutren su vida de despertares. Los que se convencen de que no habrá jamás frontera ni límite que no se pueda cruzar con un poco de valentía y otro poco de buen humor. Porque, en el fondo, ella sabe que aunque cambie de territorio siempre permanecerá anclada un poco en cada sitio por el que pasa. A lo mejor es esa la respuesta que desvela el extraño misterio de su gusto por hacer la maleta a última hora (última, ultimísima). Quizás necesita sentir que sigue por aquí cuando ya tiene medio pie por allí.

En la facultad de probar está el riesgo o, lo que es lo mismo, valentía. Valentía a raudales y excediendo los límites de la imaginación humana. Desde que la conozco no ha cesado en su empeño de redescubrirse en todos los aspectos de su vida. Tampoco ha dejado nunca de buscarlo ¿sabes? Eso que nos hace renacer todos los días en los ojos de otro. Lo busca sin descanso porque simplemente es de las que creen. Sí. Hay gente que simplemente cree en todo. Cree incluso que puede contratar a la fotógrafa antes de dar el visto bueno al esmoquin y otra cantidad de cosas a las que se les responde aparentemente con el sí de las locas. Sin embargo, lo mejor de todo, es que estoy convencida de que va a poder realizar todas las locuras que me plantea.

La dualidad de su nombre se bifurca también en dos caras fundamentales: risa aniñada y madurez ejemplar. Así es un poco para mí... Un poco que significa muchísimo.

frase prohibida.

No hay comentarios: