jueves, 12 de mayo de 2011

Comenzar a pensar.

Regalo y dibujo: HQ

"Pues bien, si, como pienso, las consecuencias de descuidar el cuerpo pueden ser, en nuestro caso, claramente vistas y sentidas, sería bueno para algunos que las consecuencias de descuidar la mente fueran igualmente visibles y tangibles, que pudiéramos, digamos, llevarla al médico y sentir su pulso"

página 8. Alimentar la mente. Lewis Carrol. Editorial: Gadir.


Lección#2.
Asegurarse bien de a quien se le llama egoísta porque el calificativo nos puede explotar en la cara.


No hay comentarios: