martes, 6 de septiembre de 2011

Bonito.

Columna rota
Frida Kahlo

Creo que aquellas personas que convierten el dolor en belleza son de admirar. Dicen que liberarse del rencor es amarse a uno mismo. El coraje pues, no nace de la ausencia del miedo sino realmente del amor propio y del amor a los demás. Así, quererse bien será no permitir que nadie ocupe absolutamente nada dentro de nosotros mismos para anclar sentimientos negativos en lugares donde no solemos (o no podemos) entrar a indagar.
Es difícil albergar un trocito de bondad entre las roturas espirituales que casi llegan a transformarse en carnales. Difícil pero bonito, por muy ñoña que resulte ser esta última palabra.

Bonito.

No hay comentarios: