viernes, 2 de septiembre de 2011

Desenlace. Desligarse, desatarse.

Mada Primavesi
Gustav Klimt

Cuando hablan… ¡Ay! Cuando hablan es porque no escuchan el sonido desolador del silencio o el aturullo detonador de la memoria. No conocen eso de rememorar las yemas del otro deslizándose como cataratas entre trampas pecosas de piel para culminar echando sal sobre la herida abierta.

Cuando hablan, lo hacen de la satisfacción sentida por la superación personal. Hablan de una tierra, montón a montón alzada, que obliga a empinar las suelas de nuestras botas para ascender. Hablan y dicen: “Llega a la cima, cuando la saborees con los ojos cerrados, cuando te roce el viento que no es más que el que trae el olor a trabajo bien hecho, entonces desciende. Descender y dejar atrás el arduo camino del pico, es lo que te hará cobrar sentido

Y entonces me pierdo, no quiero, no puedo y no sigo porque todos en el fondo esperamos grandes cambios que aferren nuestras suelas al punto de partida. Que lleguen una vez al mes o para los no avariciosos una vez al año. Así, romper con las perspectivas habituales y descubrir en el rincón del barredor el aleph de nuestro futuro.

Cuando hablan no saben que se enfrentan a una pérdida aguda de audición causada por sentir la rotura desde dentro. Se desmenuzan cristales y caen los naranjos como lo hacen los jueves santos. Cuando hablan, recién se alonga la aurora sobre el precipicio del día D que no llega y se resiste éste tanto a llegar como las ganas de amanecer en brazos ajenos a los deseados. La justicia se trasluce a través de los cristales que han quedado en pie del no querer dejar de querer con demasiada fuerza consumida por seguir otros pasos.

Cuando hablan, ignoramos el fuego interno que nos provoca preguntas tales como ¿cuánto pesa un alma? o ¿por qué la Luna es blanca? Cuando hablan, miramos al infinito y sonreímos a nadie.

Hablaban, hablaban, hablaban… Cuando dejé de oír y empecé a escuchar, sólo me sentí a mí y entonces comprendí que debe ser así.

Todo tiene que empezar por su principio y acabar por su final.


No hay comentarios: