domingo, 16 de octubre de 2011

%


Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.

Gustav Flaubert.

No hay comentarios: