jueves, 17 de noviembre de 2011

O como el cartón al vino.

Delon y Schneider.


El amor es un saco ovalado
donde se meten cualidades por canicas
para hacerlas rodar bajo sol quemado
sobre un tablero de arena y rutas.

A veces los boliches van descendiendo
empleados éstos en guerras perdidas
porque en la lucha a puertas cerradas
sólo tiene cabida victoria a dos por premio.

Me gustas tanto como los vagones entre sí cuando llegan a horas sincronizadas. Como a las gotas les gusta el suelo y como al fuego derretir cera. Tanto como a las vecinas su patio interior o a las banderas sus valores aprendidos. Me gustas tanto como al viento levantar faldas. Como a los pervertidos un agujerito en la pared o como a Hemingway su viejo y a su viejo el mar. 


Me gustas tanto 
o más. 

Del uno al mil, doce mil quinientos ocho. 
Ha llegado a ser tan obvio como pintarle de rojo los labios al deseo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://image.toutlecine.com/photos/s/a/m/samourai-1967-bandeau-01-g.jpg

Guapa.