miércoles, 1 de febrero de 2012






- No puedo luchar contra ti. 
- Ni yo quiero que lo hagas.









No hay comentarios: