lunes, 23 de abril de 2012

Marcos Palazzi.





Marcos Palazzi (Barcelona, 1965), autor de las ilustraciones que acompañan estas páginas. Es uno de los mejores exponentes de la pintura figurativa actual, junto con pintores como Pat Andrea y Neo Rauch. Trabaja con soltura en el fértil territorio donde el realismo deja de ser una cuestión retiniana, de reproducción de lo visible, y comienza a ser punto de partida de visiones extrañadas, fugas subjetivas y descubrimientos metarrealistas. Palazzi puede descubrir lo extraño en lo cotidiano, pero también que lo extraño se nos aparezca como familiar. El tono de su obra es sutil, pues suele esconder bajo capas de ironía registros más profundos. Sus modos y tonos resultan de combinaciones casi inimaginables, pero en su caso felices. Así, su obra sería algo así entre el Rembrandt de los autorretratos y el Popeye de Segar, entre el existencialismo luminoso de Albert Camus y el pop irónico y vital de Elvis Costello, entre las ilustraciones familiares de Norman Rockwell y el humor inteligentísimo de las mejores películas de los Coen. Mucho más Coen que Rockwell, eso sí. Ha sido ilustrador en La Vanguardia y Qué Leer y esta primavera expone sus pinturas en la galería Trama, de Barcelona. Juan Bufill
Cultura|s 513. La Vanguardia. 








No hay comentarios: