miércoles, 16 de mayo de 2012

Si es que no escuchamos. No escuchamos.



Leo 'Vargas' y retumba en mi cabeza el 'Llosa' inmediatamente. Igual que un trampantojo de los que nos explicaba nuestro profesor de Historia del Arte sobre la bóveda de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Trampanoido podría llamarle. Una oye palabras como atardecer, a horas que encajan sin discreción en los amaneceres, e irracionalmente esa media luz que aún no nace le parecerá la ida del sol. Vamos, que escuchamos lo que queremos oír.

(y nos iría bastante mejor si callásemos algo) 

No hay comentarios: