sábado, 25 de agosto de 2012

Say cheese!

En resumidas cuentas son guapas que hacen muecas. Se sujetan un mechón dentro del puño y enseñan esos dientes blancos, como perlas plastificadas, salvajemente, sexualmente, entre posturas contorsionadas. Creen que así saldrán espectaculares en las fotos de, por ejemplo, una tarde de sábado en el McDonald's de Gran Vía. Como modelos, pero no las verán más de una docena de ojos. Pican un ojo tras gafas de sol de último modelo y se cubren de una estética concienzudamente dejada. Como una camiseta de béisbol y unos vaqueros rotos, por ejemplo. Son como el resto de las de su especie. Intentan ser como ninguna otra, guardándose de mostrar todos sus misterios a los espejos, compartiendo plano con algún libro que creen de lectura complicada. Pero no. Resulta que no. Están todas igual de alineadas. Igual de vacías. Igual de dormidas.

No hay comentarios: