viernes, 31 de agosto de 2012

Engaños fallidos.

ARENA. FUERTEVENTURA.


Si trazara una línea 
entre tu indiferencia y tus ganas de atención
la longitud exacta equivaldría
al diámetro de un punto hecho con lápiz. 

Y, así, noto
que no has conseguido separar
con el suficiente disimulo
la intención de no haberme conocido nunca
y las ganas de contarme cuál fue tu último desayuno. 

No hay comentarios: