lunes, 5 de noviembre de 2012

Reencuentros que auguran madrugadas en vela.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nnn: Esta noche quedamos, me paso por tu casa, después de cenar. Hasta luego cocodrilo.