miércoles, 8 de mayo de 2013

MIDDLESEX

Un coloso espectacular. "Eugenides es el Nobel. Seguro." Una delicia de narrativa. El arte de contar historias a través de una obra maestra. Asombrosa. Digna de descubrir una y otra vez. Seductora y delicada en sus cambios de tiempos y personajes. De hilada larga, muy larga, y exquisitamente fina. 673 páginas para adorar la literatura. Me ha encandilado. Disculpen si se me nota demasiado.

Según cuenta una antigua leyenda china  un día del año 2640 a.C., la princesa Si Ling Chi estaba sentada a la sombra de una morera cuando en la taza de té le cayó un capullo de gusano de seda. Al intentar sacarlo, observó que el capullo empezaba a desenredarse en el líquido caliente. Dio el extremo suelto a su doncella y le dijo que echara a andar. La sirvienta llegó a jardín de palacio, cruzó las puertas, salió de la Ciudad Prohibida y se adentró un kilómetro en la campiña antes de que se acabara el hilo del capullo. (En Occidente, esa leyenda se iría transformando poco a poco a lo largo de tres milenios hasta convertirse en la historia de un físico y una manzana. En cualquier caso, el sentido es el mismo: los grandes descubrimientos, ya sea la gravedad o la seda, caen siempre como fruta madura. Y sus autores son gente que se pasa el tiempo holgazaneando debajo de los árboles.)
página 87.

A la mañana siguiente, cuando se disipó el humo, pudo verse de nuevo la bandera de la ciudad. ¿Recuerdas, lector, el símbolo que en ella ondea? Un ave fénix surgiendo de sus cenizas. ¿Y la leyenda, debajo? Speramus meliora; resurget cineribus. "Esperamos mejores cosas; resurgirá de sus cenizas."
página 323.

Querrás saberlo, lector: ¿cómo nos adaptamos a la nueva situación? ¿Qué ocurrió con nuestros recuerdos? ¿Tuvo que morir Calíope para dejar sitio a Cal? A todas esas preguntas contestaré con el mismo lugar común: la capacidad de adaptación del ser humano es asombrosa. 
página 661.

No hay comentarios: