sábado, 23 de noviembre de 2013

ARCTIC MONKEYS - 15 DE NOVIEMBRE


Hará un par de noviembres, no más de dos, Héctor me puso Submarine. La vimos en este mismo ordenador en el que ahora escribo. Ya ha llovido desde entonces. El mes acababa de empezar y ya se había vuelto el más frío de los últimos años. Frío en cuanto a hechos, no así en cuanto a termómetros. Tan frío como la muerte. Me puso esta película un día en el que no quise salir de su buhardilla (creo que tampoco de su cama). 'Asombrosa paciencia', lo defino yo. 'Es lo que tocaba', contestará él. La película, a la que personalmente le doy más nota de la que marca su ficha en FilmAffinity, está acompañada por la delicada BSO que construyó para la ocasión Alex Turner, vocalista de Arctic Monkeys. La semana pasada fui con Elena al concierto que celebraron en Madrid. Yo, en calidad de gustosa acompañante. Un directazo: mi resumen en una palabra. Turner tocó una de las canciones de Submarine, transportándome, inevitablemente, a aquellos días. A la doble banda sonora de aquel noviembre, a los días fríos, a la pena y a Héctor y a su don de mano izquierda. A su capacidad de saber estar, su compañía y a sus formas de caballero que le hacen no eludir nunca lo-que-tiene-que-hacer con la diferencia de que tengo el lujo de que conmigo se convierte en lo-que-quiere-hacer. 

Probablemente cuando me pregunten por él en un futuro contestaré: Ha sabido manejar los tiempos y clavarse allí donde debía

No hay comentarios: