jueves, 7 de noviembre de 2013

Para absolutamente nada.

Hemos olvidado que queríamos olvidarnos
y es un alivio.
Hemos vuelto pero no para encontrarnos
ni para engancharnos
ni para buscarnos.
Hemos vuelto para absolutamente nada,
sin ninguna razón
ningún pretexto
ninguna apuesta
ninguna intención.
Hemos vuelto exactamente
como siempre quisimos.
Como quien vuelve al supermercado
donde dio su primer beso
y ahora sólo busca el pasillo de las patatas.

No hay comentarios: