martes, 25 de febrero de 2014

I

Lee. Apunta ideas en un cuaderno. Me deja un hueco en la parte derecha de su cuerpo. Me presta la pierna; su estómago de almohada. Se cuida de no despertarme. Me quita las gafas antes de apagar la luz. Suena el despertador. Me abraza. Me lleva hacia el sí.

Y vuelta a empezar. 

No hay comentarios: