miércoles, 9 de abril de 2014

II

24 DÍAS

Es como si mi casa fuese la galaxia y no bastase con querer estar aquí sino también necesitarlo.
Llegué por casualidad, supongo, con aquel beso esquivando explicaciones.

Cuando le abrazo es su sombra el espejo donde veo lo que queda por venir.

Es como si no bastase querer estar aquí sino también necesitarlo.
El querer tenerlo todo; una especie de miracle.

Es bueno echar de menos.
Siempre y cuando no se prolongue más de 24 días.

No hay comentarios: