martes, 16 de diciembre de 2014

ALGO CONTIGO

Hace algo así como un millón de años yo tenía un amigo (mejor amigo) que una tarde de verano iba en coche como copiloto de su tía, desde Galicia hacia Madrid. Según me dijo (si no me engañaba) sonaba la versión de una canción mil veces versionada. La conversación se produjo como sigue: 

- ¿Te la canto? - escribió.
- A ver. 
- No hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo. 
- (sonrisa real, no expresada a través de un emoticono)

Esta frase pelea muy duro como una de las mejores declaraciones-de-amor-infalibles-de-la-historia. 
Ahora tenemos de todo menos algo. 


No hay comentarios: