martes, 22 de noviembre de 2016

GENTE

Hay gente que va caminando al trabajo y pasea por su barrio al terminar el turno saludando al panadero, al frutero y al mecánico. Hay gente que el día de Nochebuena prepara el postre, se pone los guantes y el abrigo, y camina sonriente hacia la casa de sus suegros con vestido de terciopelo y encajes en el cuello. Hay gente que no pasa frío. Hay gente que bebe una copa de vino frente al televisor, con la cara limpia, por delante del tiempo. Hay gente que viste con jersey de lana y siempre tiene las manos descansadas. Hay gente que tiene tiempo de pedir comida para cenar, un día cualquiera, y recoge el salón, limpia la cocina y duerme ocho horas y media. Hay gente que madruga los domingos para leer mientras amanece y no se le nota en las ojeras. Hay gente que soporta más de tres días nublados. Hay gente que llega a la hora de la ducha con las mismas ganas que a la hora del café. Hay gente que recibe palabras desagradables de otra gente y sigue caminando y sigue sonriendo. Hay gente que dice porque siempre puede decir . Hay gente que encaja tareas dentro de otras tareas y no tiene que respirar desde el estómago los diez minutos siguientes. Hay gente a la que no se le cargan los hombros. Hay gente diligente, proactiva, fructífera, resiliente, productiva, operativa, vespertina, rentable. Hay gente que pasea pensativa cuando otros corren. Hay gente feliz.

No hay comentarios: